• Sign up for our monthly updates, news and special offers Click here

Capítulo 1: Preparándose en Namibia

Victor Campenaerts va a romper el Récord de la Hora
Namibia no es el destino más común para practicar ciclismo. Y sin embargo, ahí es donde Victor Campenaerts se ha preparado para su tentativa de batir el Récord de la Hora el 16 ó 17 de abril. No es una cuestión de elegir el lugar más exótico porque sí: el Campeón de Europa CRI optó por Namibia por razones muy concretas. “¡Aunque no es el mejor sitio para que entrene un ciclista normal!” Hay que explicarlo.
Las carreteras en Namibia son mayormente llanas y no están totalmente conectadas entre sí. No se puede hacer un entrenamiento de menos de 500 kilómetros sin pasar dos veces por el mismo sitio. En una salida normal, llegas hasta un determinado punto y te das la vuelta para volver a casa. ¿Aburrido? “Bueno, en casa suelo rodar junto a los canales en carreteras rectas, así que estoy acostumbrado”, dice Campenaerts. “Es algo beneficioso para las series necesarias de cara a preparar una contrarreloj. La ventaja es que llegas a casa de inmediato una vez las acabas: no es necesario un esfuerzo extra”.

Hay otras razones por las que Victor eligió Namibia. El ciclista de Lotto-Soudal mantiene una buena amistad con el entrenador que tenía en Jumbo-Visma, que le indicó que este país es bueno para prepararse dado que hay un centro de alto rendimiento acostumbrado a recibir triatletas neerlandeses y cuyas instalaciones están en perfectas condiciones.
Geográficamente, Namibia ofrece dos ventajas particulares. La altitud es una. El intento de Campenaerts tendrá lugar en Aguascalientes (México), en un velódromo a 1800 metros de altitud sobre el nivel del mar, mientras su lugar de concentración africano está a 1730. “Pero no es la mayor ventaja de entrenar Namibia”, tercia Campenaerts. “1730 metros ayuda a mejorar el rendimiento, pero se consiguen adaptaciones mayores concentrándose a 2200 ó 2400. Sin embargo, no quería aislarme en una montaña y tener que lidiar con la nieve”. Todavía estamos al principio de la temporada ciclista, así que en el aspecto psicológico hay que dejar espacios para los otros desafíos de 2019.
Respecto a la meteorología, hay que decir que las temperaturas de Namibia son muy similares a las de México. Entrenar dos meses a 35ºC ha permitido a Victor conocer la reacción de su cuerpo en esas condiciones. Esta adaptación será básica en su actuación durante la tentativa. “He mejorado la calidad de mi sangre, por lo que mejorará el flujo de oxígeno hacia mis músculos y con ello el rendimiento. Gracias a esta preparación, me sentiré cómodo en estas circunstancias”.
Para concluir, Namibia está en la misma zona horaria que Bélgica, por lo que no hubo ‘jet lag’. Otra circunstancia por la cual Namibia era ideal para esta concentración de cara al Récord de la Hora de Campenaerts. “No me planteé este reto para fallar”, asevera el ciclista belga.

Nuestro próximo blog será publicado el Viernes y versará sobre la importancia del ‘core’ y el yoga para los contrarrelojistas.